Esa vez que mi cumpleaños duró 34 horas

Aeropuerto viejo de Doha

Algunos posts atrás les dije que íbamos a cambiar un poco la temática del blog. Hice una encuesta en Twitter e Instagram y pareció gustarles la idea de que publique anécdotas de viajes anteriores. Esta historia siempre estuvo en un borrador que nunca publiqué, así que va de nuevo, algo modificada.

Corría el año 2014 y yo estaba por iniciar la vuelta a casa luego de pasar dos semanas en el Sudeste Asiático con mi entonces novio (y hoy marido) Sebastián. Nuestro viaje era vía Doha con la aerolínea Qatar, así que teníamos que hacer un vuelo desde Bangkok hasta la capital Qatarí, y luego de ahí a Buenos Aires con escala técnica en San Pablo.

El vuelo de Bangkok a Doha despegaba poco de las dos de la mañana, ya siendo 14 de mayo, día de mi cumpleaños. Cuando íbamos subiendo a unas escaleras mecánicas para llegar a nuestra zona de embarque en el aeropuerto Suvarnabhumi, que es enorme, Seba me cantó el feliz cumpleaños. Entonces comenzaba el cumpleaños más largo de mi vida, que comenzó cuando salimos de Bangkok y duró hasta que llegamos a Buenos Aires (y unas horitas más).

El camello sobrevive aún hoy
El camello sobrevive aún hoy

Llegamos a Doha poco después de las cinco de la mañana, hora local. A pesar de haber estado en un vuelo de siete horas, aproximadamente, ganamos tiempo por las diferencia horaria. Hicimos un poco de tiempo, desayunamos en un local de Costa (que a Seba le encanta) en el viejo aeropuerto de Doha (que ya no existe, pues al mes inauguraron el nuevo), y Seba me regaló un camello de peluche del free shop y creo que unos chocolates.

Subimos a nuestro avión final (pero que pararía en San Pablo) poco después de las siete de la mañana. El vuelo hasta la escala técnica fue de unas 15 horas y algo, trayecto en el que aprovechamos para dormir y para ver algunas películas. Estábamos súper cansados y con el jet lag nuestro cuerpo estaba más que confundido. Nunca sabíamos si lo que nos traían era el desayuno o la cena porque, además de los cambios horarios, la comida que nos traían era muy del estilo asiático/musulman, así que no eran nuestros típicos desayunos y cenas.

Cena de Qatar Airways... o era el almuerzo... o el desayuno
Cena de Qatar Airways… o era el almuerzo… o el desayuno

Cuando llegamos a San Pablo, medio dormidos, de mal humor, nos querían hacer cambiar de asientos porque unos brasileros que recién subían, decían que tenían nuestros asientos. Mostramos nuestros pases de embarque donde figuraban nuestros asientos correctamente y se tuvieron que ir a otro lado. A esa altura de mi cumpleaños, ya estaba con poca paciencia jaja.

Finalmente, llegamos a Buenos Aires pasadas las nueve de la noche. Agarramos las valijas y Seba me regaló un perfume del free shop. En ese trayecto, fui bendecida con varios regalitos de distintos free shop jeje. ¡Y bueno, era mi cumpleaños! No siempre se pasan 34 horas de cumpleaños arriba de aviones y en aeropuertos.

Mapa mundial de los husos horarios
Mapa mundial de los husos horarios

¿Cómo puede ser que mi cumpleaños haya durado 34 horas? Gracias a la diferencia horaria de los distintos países por los que pasé. A ver, salimos de Bangkok, que está en el huso horario GMT+7, luego pasamos por Doha que está en el GMT+3 y llegamos a Buenos Aires, que está en el GMT-3, por lo que hay una diferencia de diez horas. Al ir hacia Tailandia, perdimos esas diez horas de mi vida por ir «contra el sol», y las ganamos al volver.

¿Estaba cansada? Sí, mucho. No recibí ningún trato preferencial por ser cumpleañera en el aire y no pude festejar mi cumpleaños, pero lo hice después con mi familia, ya estando todos en el mismo huso horario. Fue raro recibir saludos de cumpleaños en distintos lugares del mundo, eso sí. Sin dudas, fue un cumpleaños inolvidable.

Acerca de Nair Felis Rodriguez

Vivo en Buenos Aires desde que nací. Escribo este blog porque me gusta relatar mis viajes; viajo porque me gusta conocer, aprender, descubrir. Soy Lic. en Comunicación, viajera y blogger.

Ver todas las entradas de Nair Felis Rodriguez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.