La historia de la Torre de la Pólvora de Praga

Vieja postal de la Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora de Praga es de esos lugares turísticos populares que seguro viste si visitaste la ciudad. No obstante, también es un sitio con mucha historia.

La Torre de la Pólvora, también conocida como la Puerta de la Pólvora, es una torre -oh qué sorpresa- de 65 metros de alto, de color oscuro y estilo gótico, que en la Edad Media era una de las puertas de la ciudad en la Ruta Real, siendo el punto final de la ruta desde Kutná Hora, donde se obtenía la plata (el metal) para el Tesoro Real. Su diseño, como es evidente en las imágenes, se inspiró en el del Puente de Carlos, que tiene unas torres similares.

Antigua imagen de la Torre de la Pólvora
Antigua imagen de la Torre de la Pólvora

Esta edificación se construyó en el lugar donde, anteriormente, se encontraba la Torre de la Montaña, en referencia al camino hacia Kutná Hora ya mencionado. Su reemplazo, la famosa Torre de la Pólvora, data del año 1475, aunque no recibió ese nombre hasta el siglo XVIII, cuando empezó a ser utilizada como depósito de pólvora.

Torre de la Pólvora collage

La primera piedra de la Torre de la Pólvora fue colocada por Vladislao II, el entonces rey de Bohemia. Dicha construcción fue un regalo de ayuntamiento de Praga por la coronación del monarca. En ese entonces, se llamaba todavía “Torre Nueva”.

Vista desde el mirador de la Torre de la Pólvora
Vista desde el mirador de la Torre de la Pólvora

Cuando en 1483, el rey mudó la corte al Castillo de Praga, del otro lado del río Moldava, el Puente de Carlos aún no estaba terminado, por lo que todo lo de “ese” lado de la ciudad perdió su importancia y la Torre de la Pólvora quedó sin finalizar. Es por eso que tenía un techo temporario en ese momento. Finalmente, fue reconstruida entre 1875 y 1886, con un nuevo diseño de Josef Mocker.

Placa sobre la remodelación de la Torre de la Pólvora
Placa sobre la remodelación de la Torre de la Pólvora

Como la torre estaba inspirada en el Puente de Carlos, Mocker diseñó un techo acampanado (como una carpa, digamos) con unas torretas en las esquinas y una galería. También removieron un reloj que habían colocado a comienzos del siglo XIX.

Cúpulas de Praga vistas desde la Torre de la Pólvora
Cúpulas de Praga vistas desde la Torre de la Pólvora

Si visitas Praga y querés subir al mirador que hay en la cima de la torre (es pequeñito, no como los miradores modernos), tené en cuenta que son más de 160 escalones por una escalera angosta, pero creo que vale la pena.

Ventanita de la Torre de la Pólvora Praga
Ventanita de la Torre de la Pólvora Praga

Es un poco confuso entrar, porque no tiene una puerta enorme, es una puerta en uno de los costados del arco (hay un shopping creo de ese lado). No hay ningún cartel ni nada, al menos no en inglés. Si está la placa en checo que mostré más arriba, aunque es difícil darse cuenta antes de entrar que se refiere a la torre.

Les dejo este video de atracciones de Praga, donde muestro mi vista a la Torre de la Pólvora.


Ingresar a la Torre de la Pólvora no es gratis, pero se puede ver por fuera si no querés abonar la entrada. De todos modos, hay otras actividades gratuitas para hacer en la ciudad, que les dejo en este post.

¿Te gustó esta entrada?
¡Suscribite al blog!
Si querés recibir las novedades del blog y no perderte ninguna entrada, ¡suscribite!

Acerca de Nair Felis Rodriguez

Vivo en Buenos Aires desde que nací. Escribo este blog porque me gusta relatar mis viajes; viajo porque me gusta conocer, aprender, descubrir. Soy Lic. en Comunicación, viajera y blogger.

Ver todas las entradas de Nair Felis Rodriguez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.