Qué nos depara el 2021

Yo en Mónaco

Hace un año, estábamos sufriendo por el viaje a Europa cancelado y volviendo a las apuradas desde Esquel por la inminente cuarentena. Hoy, en marzo de 2021, el futuro sigue siendo algo incierto.

En este año, solamente viajé una vez, cuando fui a Mar del Plata en diciembre. Para un blog de viajes, eso no es lo ideal, por supuesto. Se habrán dado cuenta que la frecuencia de los posts bajó un montón, pero la pandemia es tan sólo uno de los motivos por los cuales no estoy publicando tanto.

En diciembre empecé en un puesto en el que trabajo mucho más, que me encanta, pero me deja un poco cansada para ocuparme del blog fuera del horario laboral. Obvio que puedo escribir igual, no es que el trabajo me lo impide, pero cada vez tengo menos tiempo libre y, cuando lo tengo, necesito descansar.

Como ya deben saber, en mayo llega mi beba ♥️ Y como toda embarazada, estoy un poco cansada y llena de actividades de futura mamá: visitas al médico, análisis, organización de la casa, curso preparto, ecografías, etc. Hay semanas que tengo un montón de cosas que hacer fuera del trabajo y que me llevan bastante tiempo.

También quiero disfrutar estos momentos y estar bien físicamente, así que eso a veces implica tomarme un descanso del blog.

Con respecto a la pregunta del título: ¿qué nos depara el 2021 (o lo que queda de él)? La verdad, no sé. Ser madre es algo totalmente nuevo para mí y necesito tiempo para dedicarle a mi bebita, así que los primeros meses las salidas serán pocas, supongo. Quiero estar abierta a esta nueva etapa y las experiencias que toquen.

Pero, como blogger, una etapa termina. No, no cierro el blog. Me refiero a que los viajes en pareja terminaron, en ir a lugares y caminar 15 kilómetros por día desde temprano sin volver al hotel, comer un sanguchito al pasar y seguir hasta tarde, cayendo rendida en la cama para repetir todo al día siguiente. Ahora comienza la etapa de viajar con una bebé, de viajes familiares, más calmados y a otro ritmo.

Aunque hay cosas que no van a cambiar: me van a seguir gustando los museos y los castillos, los lugares históricos y las ciudades por sobre la playa y el shopping, pero tendré que ajustar las actividades en los viajes a la nueva integrante. Y eso pensando cuando nos animemos a hacer viajes, claro.

Mientras espero a ver qué depara este año en cuanto a viajes, seguiré escribiendo en el blog cuando pueda y compartiendo historias y consejos para los que sí estén viajando en este momento. Sé que podremos volver a viajar como nos gustaría en algún tiempo, ya con una nueva integrante de la familia 😍

Si quieren, pueden dejarme anécdotas viajando con sus hijos (o de la maternidad/paternidad en general) en los comentarios. ¡Beso!

¿Te gustó esta entrada?
¡Suscribite al blog!
Si querés recibir las novedades del blog y no perderte ninguna entrada, ¡suscribite!

Acerca de Nair Felis Rodriguez

Vivo en Buenos Aires desde que nací. Escribo este blog porque me gusta relatar mis viajes; viajo porque me gusta conocer, aprender, descubrir. Soy Lic. en Comunicación, viajera y blogger.

Ver todas las entradas de Nair Felis Rodriguez →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.